7 ene. 2014

"Ella vive a través, no al costado"

Duro, pero real. Me encontré a mi misma diciendo esa frase en una conversación después de haberme descargado un poco hablando de lo que pasó hoy. Y es la verdad.
Jamás encontré en ella una compañía, una palabra de aliento, un reconocimiento. Nunca vio mis logros como míos, sino como logrados sólo porque ella interviene.
"Te lavo, te plancho, te mantengo. Por eso sos lo que sos". Bien... ¿y ahora?
Digo, porque me lavo, me plancho (mentira, aguante no planchar nada), y me mantengo yo en lo que puedo. 19 años. Sólo 19. No llegué todavía a la segunda década.
¿Y mis logros ahora de quién son? ¿Acaso siguen siendo suyos? Sí, desde su visión. Su postura, que sostiene que soy nada más que una extensión suya. Como un brazo, o una pierna.
No sólo no me reconoce nada, sino que tampoco defiende. Claro... qué va a defender si lo único que ve de mí es un cuerpo que necesita de ella para sobrevivir.
Ya no sé cuánto más voy a aguantar ser la nada misma. Ser sólo un organismo vivo que sólo tiene como función autónoma la de respirar y que el corazón siga latiendo. Eso soy. Al menos, bajo su óptica.
Bajo esa misma óptica, todo es un capricho. La casa, la comida, la gata. Incluso las peleas.
Puro capricho.
Ella jamás va a ver que dentro del mismo cuerpo que respira y que tiene el corazón latiendo, existe un cerebro. Uno que sabe distinguir entre lo que quiere para su vida, y lo que no. Uno que elige, usando la razón, y mucho más importante, uno que intenta descifrar lo que siente el corazón. Porque el corazón dentro de ese cuerpo no sólo late. Sino que también siente. Siente rechazo hacia sus elecciones, siente resignación al ver cómo esa persona que ama con todo lo que es, se va demacrando, recibe violencia, se degrada dejando que la denigren. Siente dolor, al ver que todo aquello que construye con esfuerzo, cerebro y corazón, es criticado, desvalorizado, rebajado por la persona que más importa. Siente bronca al ver que otra persona, que boicoteó la relación con la persona más importante para la vida de uno, quien nos la dio, se atreve ahora desde la lejanía a criticar, juzgar, y querer seguir rompiendo el vínculo que uno trata de reconstruir, de sanar.
Tal vez ese vínculo ya está del todo enfermo. Roto. Y no hay vuelta atrás.
Tal vez, ella reaccione sólo cuando me vea lejos, y con una vida propia (hablamos de vida cuando nos referimos a hijos, casa, trabajo. Porque claramente para ella lo que tengo ahora no es vida. Sólo es existencia).
Y aún así... ¿reaccionará?
¿O voy a tener que seguir bancando que "servir un helado" pese más que ver si tu hija está bien o no, después de que le agarre un ataque de pánico?
¿Acaso la vida se basa en recibir mal trato y no disfrutar un momento a pleno y propio?
¿Viviré igual? ¿Yendo a ver a mi hija bailar/cantar y permitiendo que mi celular suene en el medio de la función sólo para escuchar del otro lado del teléfono reclamos y celos?
¿Recibiré órdenes, y no amor?

Me niego a eso.
Pero no quiero negarme a tener una relación con mi madre.
O sí....Ya bastante me la siguen negando desde afuera.

31 dic. 2013

Dije unas 20 veces que no iba a hacerlo, pero siempre caigo en hacer el resumen del año que se va. Hasta hace unos días venía diciendo que este fue un año que "nos cagó a palos" a todos. Porque habían pasado un montón de cosas heavys. Pero... ¿qué es un año que "nos cague a palos"? Todos los años pasan cosas, algunas buenas, otras malas. Lo realmente interesante es poner en la balanza, al finalizarlo, y aprender de él.
Si hay algo que caracterizó a mi año, fue el CAMBIO. Los que me conocen saben de qué hablo: casa, vida, amistades, relaciones. Todo cambio. Generalmente el cambio asusta. Siempre es más cómodo y nos da más seguridad aquello que conocemos. Sin embargo, el cambio siempre lleva a algo nuevo, y eso nuevo puede ser una gran oportunidad. En mi caso, esa oportunidad fue de estar mejor. De reconciliarme con el pasado, de encontrarme y de vivir el día a día distinto.
Mi conclusión, es que fue un año de aprendizaje. Prefiero quedarme con la enseñanza que me dio el cambio, y no con el miedo a lo no conocido.
Estando a 4 materias de ser Guía, habiendo viajado, conocido gente nueva, viviendo experiencias totalmente diferentes (como se sorprenden mis amigas de que ahora cocine y lave! jaja), viendo crecer a la loca de Malvina (que aunque siendo un animal, es el reflejo de esta nueva etapa para mi) y estando MEJOR, termino el año feliz.
Porque nada de lo que viví este año fue un error. Fue difícil, y lo saben aquellos que estuvieron, y están, siempre conmigo. Pero lo gratificante del cambio, no me lo quita nadie.
Hoy, brindo por eso. Por el cambio y el aprendizaje. Por seguir creciendo.
Por los verdaderos amigos que siempre están.
Por las nuevas amistades que tanto me dan.
Por la familia y mis viejos, que aunque nuestra relación sea difícil, son mi mundo entero.
Por mis logros y esta nueva etapa.
Y, obviamente, ¡POR HURACÁN!

Feliz fin de año y comienzo del 2014 para todos.

13 dic. 2013

Change

Ayer estaba escribiendo esta entrada y me quedé dormida con el celular en la mano...
Ayer tuve un día que me movilizó. Arranqué perdiendo $100 en la calle, llegando a la facultad a las 9:30 cuando a esa hora tenia que estar partiendo ya para parque patricios para tener la última sesión de unos masajes reductores y que tonifican (para estar “divina" para el verano).
En fin, después de todo eso, fui para la psicóloga. No hablé de lo que quería hablar finalmente, que me viene perjudicando a nivel relaciones con hombres. Pero eso es otro capítulo.
La cuestión, es que terminé llorando como una marrana, y me hizo un click la cabeza. No estoy feliz con las cosas que estoy haciendo. No estoy bien siendo “la negativa" siempre, la que siempre esta de mal humor o triste, o la que siempre se queda “abueleando".
Uno de los mayores problemas es el trabajo. Es una tortura. Ahí adentro están todos locos. Y además, creo que me hace sentir que todo el esfuerzo que estoy haciendo para recibirme en febrero, no vale la pena. Porque si me quedo un año más atascada ahí adentro, no podría avanzar. Y además, seguiría recibiendo maltratos, que ni merezco ni me hacen bien. Así que lo que concluí fue: cambiar de laburo.
Me da miedo de sólo decirlo. Pero si no lo intento, no voy a poder estar mejor nunca.
Hay cosas que no van a cambiar. Y estoy harta ya de resignarme y decir “en algún momento va a mejorar” “ya se va a dar cuenta y me va a reconocer algo" o simplemente justificar las cosas con un “son así". Es un mal estar general en realidad el que tengo.
Pero necesito cambiarlo.
Y es increíble como si te ves bien, todo empieza a cambiar (un poco).
Por eso, son estas fotos. Últimamente ni con la ropa le pego. No logro definir cómo me gusta verme y elijo cualquier cosa. Ayer, me vestí como en la primera foto. Y me sentía tan pero tan mal... que tuve que primero, entrar a un local de pp y comprarme una remera para pasar el tiempo que estaba en la calle, y después volver a mi casa después de varias horas a bañarme y cambiarme.
Una locura. Pero creo que fue una idea mucho mejor.
En fin, espero que el próximo año las cosas mejoren. En realidad... quiero HACER que eso pase.
Por el momento, sigo definiendome y buscando quien soy. Y disfrutando de estas vísperas navideñas y de fin de año. Creo que nunca me emocionaron estas fechas tanto como ahora.
Eso, y los fines de semana en la quemita que me esperan.
Me voy al último ensayo antes de la muestra de danza. ¡Muero de nervios y ansiedad!

 

10 dic. 2013

Manga de...

Si, exacto. "Manga de..." Y digo así porque no sé ni qué adjetivo ponerle de todos los que se me ocurren. A veces pienso que es una joda, que yo sola leo esas cosas, y que debo estar flasheando.
Estoy re podrida. Pero demasiado.
Me tiene harta, por completo, que algunos/un pelotudo ande comentando cada cosa que se dice.
A ver si nos entendemos, MANEJO MIS RELACIONES COMO SE ME CANTA EL QUINTO FORRO DEL ORTO.
No necesito ni de tu aprobación, consentimiento, ni comentario. METETELO EN EL CULO.
Dejen de "predicar" y reflexionar acerca de lo que digo/decimos y lo que no.

PARA SER MÁS CLARA:
SI ME QUIERO PUTEAR/TIRAR INDIRECTAS/MATAR CON GENTE QUE FORMÓ PARTE DE MI VIDA, LO VOY A HACER Y TUS COMENTARIOS NO ENTRAN.
YO-ELLOS
VOS NO ESTÁS.

¿Quienes son ustedes para vivir a través de esto?
¿No te entretienen? ¿Tu vida no tiene algo más interesante?

Me dan pena. Sí, pena. Porque por lo menos, a pesar de todo, yo vivo. Conozco gente, me quedo con algunos, y otros se van. Pero vivo MI vida.
Hay gente que no vive la suya. ¡Y pierden tanto tiempo!
Como yo viva mi vida, no le incumbe a NADIE.
Si soy negativa, positiva, cara-cúlica, o simpática, es MI problema y SE con quién serlo.

Lo dije en otra publicación, soy SELECTIVA. Elijo a la gente que quiero a mi lado. Y se lo demuestro.
Tal vez a muchos los conozca desde hace poco, o muy poco en algunos casos. Pero los elijo y no quiero por ninguna razón sacarlos de mi vida. Y hay otros que siguen a mi lado año tras año. Y los adoro.
Tengo la desventaja de ser una persona muy sensible. Que siente lo que siente al máximo.
Sí, puedo pasar del amor al odio. Pero lo vivo. Y me doy el tiempo para cada uno de los sentimientos.
Míos. Sentimientos míos.
Y así voy a seguir. Teniendo novios y separándome, teniendo amigos que me sorprenden día a día con muestras de cariño, conociendo gente que quiero que se quede, y gente que no. Pero lo que también voy a seguir haciendo, es defenderme. Defenderme de gente ignorante, poco profunda, cuya vida es tan banal que viven a través de otros. Y que juzgan al otro, aún sin conocer las veces que se cayó y tuvo que levantarse, de la forma que pudo, y las cosas que vivió.
Y a esa gente, mejor perderla que encontrarla.

Kommt darüber hinweg
O traducido: ¡SUPERALO!

6 dic. 2013

Bailando = Descargando

Habiendo terminado de ver la mejor versión de La Cenicienta que conocí hasta el momento ("Por siempre Cenicienta" o "Ever After a Cinderella Story", protagonizada por la hermosa Drew Barrymore) concluyo con que estar libre por las tardes es lo mejor que hace mucho no me pasaba.
De hecho, estoy considerando que debería ser ilegal trabajar de tarde.
Hoy más que nunca, me dieron ganas de ver ese tipo de películas que hoy en día están hechas para adultos, pero basadas en un cuento que desde chicos conocemos (ni hablar de que siempre tuvieron ese mensaje para adultos, pero sin entrar en mucho detalle). La infancia es algo tan sagrado. Cada vez que algo me hace recordar esos tiempos, pienso en muchos detalles. En mi viejo contándome cuentos antes de dormir, o en mi vieja cumpliendo con todos esos deseos de "princesa" de cuando era chica. Realmente viví una infancia Disney. Y me enorgullezco.
Pero hoy, a los 19 años, todo es muy distinto.
Ya habiendo llorado tres veces en el día, me dije "listo, a descargar" y pensé automáticamente en escribir. Y es que parece que todo lo que pasó hoy, como para cerrar con todo lo que pasó esta semana, me lleva a esto.
Empecé el día con mi jefa tratándome pésimo cuando llamé para avisar que sigo con fiebre. Digo... ¿en qué cabeza cabe tratar mal a una persona por sentirse mal? No sólo eso, sino que me hizo saber que "así no son las cosas" porque según ella (y sus registros mentales de dudosa procedencia) me pedí demasiados días en lo que va del año "entre el estudio y todo lo que me enfermé", y para concluir, me dio un ultimátum: "si no te operas, acá no vas a poder seguir así".....
(suspiro)
Vamos por partes:
Punto nro 1.Me pedí 2 DÍAS en TODO EL AÑO por estudio, cuando según otros contratados, me corresponden 30 DÍAS. ¿Alguna cercanía entre los dos números? No lo creo.
Punto nro 2. Si me enfermé, no fue por mala voluntad. No es que voy por la vida exponiéndome a los virus y bacterias existentes con el deseo de que me ataquen.
Punto nro 3. SI NO ME PUEDO PEDIR MÁS DÍAS, ¿CÓMO ME VOY A OPERAR?
(suspiro más fuerte)
No, es que me parece algo increíble. En serio, ¿no tendría que ser obligatorio hacer un examen psicológico a la gente todos los años? Porque no es la primera vez que saltan con cualquier cosa de la nada. Yo entiendo que la presión del ambiente lleve a la tensión en todo momento y que de repente, por diferentes motivos, estallen. Pero me parece una exageración.
En fin, terminé mi primer (segunda) conversación del día llorando. Y si, soy una boluda sensible. Pero no puedo evitarlo. Me da tanta impotencia. Estoy acostumbrada a que me griten, pero no a que me traten así cuando cumplo siempre con lo que me piden, sea hasta lo más descabellado del mundo, mientras que tengo un compañero-zombie al lado sentado que lo único que hace es levantarse cada 1 hora, para desaparecer 2 hs. Así cualquiera soporta 7 horas de oficina. Ni hablar que al momento de designar una tarea, a la que se lo dicen es a mí. Al otro jamás. Pero volviendo a mí y dejando al pobre hombre inútil de lado... no tolero que me forreen así. Si, es un trabajo y tengo que bancarme la que sea... ¿pero para qué?
Siempre, cada vez que me pasaba algo así en el trabajo, intentaba focalizarme en el por qué de que yo estuviera ahí. Por la plata, si, en parte. Pero esa plata no es para mí bien estar solamente. Es para mantenerme.... y mantenerme lejos y "no interferir más" (textuales palabras) en la vida de mi mamá y su elección de quedarse con su marido y mantener su bien estar antes que el mío.
En el anterior post decía que estaba contenta con la relación que voy manteniendo con mi mamá. Si, es verdad que nos llevamos mejor porque la distancia hace que no se vean esas cosas cotidianas que a uno le molesta en la convivencia. Pero me siento en niveles muy distantes con ella.
Yo, intento aceptarla, justificarla a veces con un "hace lo que puede" o "ya se va a dar cuenta". Intento analizar todo lo que pasó, sus elecciones, las mías, y concluir con que "esto es lo mejor para mi, con respecto a ella". Pero del otro lado me encuentro con la misma mujer de siempre. Que no duda un minuto en decirme que todo lo que me pasa a mi, es mi culpa, que si me fui, fue por capricho mío porque "todo ese rollo que tenes con Palo", y que nada de lo que hago vale: donde vivo no es mi casa (a pesar de que la que vive 24-7 acá soy yo), y que hago todo mal. Segundo llanto del día.
Me  indigna. Y acá me detengo.
Estoy harta de parecer una persona pesimista, negativa. Lo noto, en la respuesta de los demás cuando hablo de lo que me pasa. Suelo exagerar. Pero los invito a ponerse un rato en mis zapatos, y vivir con este peso que siento todos los días desde que me levanto hasta que me acuesto, de que esto no es lo que yo elegí. Que la única elección que hice en mi vida, para mí, fue elegir la carrera que amo. Pero nada más.
Ese fue el motivo del tercer llanto del día.
Y esta entrada, es el motivo del cuarto.

Me quedo con el ensayo de hoy. Me quedo con esa hora y media de liberación. De sentirme bailando, una mujer expresándose. Y sólo espero que el domingo que viene, mi vieja pueda ver un poco de quién soy, arriba del escenario.

She lives in a fary tale, somewhere too far for us to find

4 dic. 2013

Día de reposo

Siendo las 7:20 de la tarde digo: no descansé un carajo.
Para empezar, tengo faringoamigdalitis. Si, otra vez. Tendría que operarme, pero cada vez que me dicen "tendrías que sacarte las amigdalas" tiemblo del miedo. Sé que es una operación mínima, y que es sencilla. Pero no hay nada que me dé más pánico que una intervención quirúrgica.
En fin, estoy tirada en la cama desde las 5 de la tarde. Tendría que haber empezado a estudiar algo, pero todo eso es en teoría: ví The Big Bang Theory, y Pretty Little Liars toda la tarde.
Era obvio que iba a terminar cayendo enferma (no relacionar con mi post anterior, please). El sábado a la noche tenía un plan super armado. Iba a verlo a un amigo que bailaba, y de ahí me iba al cumpleaños de una amiga de una amiga, que era fiesta flluor. Estaba chocha. Sin embargo... se me cambió todo el día. Después de haberme deprimido por comprar una malla, y compensármelo gastando $650 en ropa, vine para mi casa con mi vieja. Y ahí pasó una situación horrible que me dejó sin nada de energía: Mi gata tuvo un ataque. Enloqueció, se asustó muchísimo y nos lastimó a mi y a mi vieja, y no sólo eso... se lastimó ella. Verla mal fue terrible. Parece una boludes, pero no es así para quien su única compañía en su casa es un animal. Que tanto amor brinda y sin quien nada sería lo mismo. En fin, fui a verlo a mi amigo Chris a la presentación de dos números de danza. Estuvo hermoso, creció un montón a nivel danza, y me encantó verlo. Me encantó verlos a todos en realidad. Cuestión, decidimos ir a cenar, pero empecé a sentirme mal ya desde ese momento. Me dolía la garganta, y terminé suspendiendo todo.
El domingo, seguí sintiéndome así, pero lo dejé de lado y fui al barrio a votar por los asambleístas de mi amado Huracán.
Estuve ahí un rato después de votar, con los chicos charlando, y partimos con mamá a tomar un helado, prometido desde el día anterior. Amo pasar tiempo con ella. Haberme ido fue la mejor decisión que pude haber tomado. La relación que tengo ahora con ella es otra totalmente distinta.
El domingo no hice mucho más, ignoré completamente mi malestar, y terminé tranquila el día.
El lunes, tenía un día larguísimo!!!!! Pero aún así, con la mejor de las predisposiciones.
Hago un STOP acá. Porque si alguien está leyendo esto (como ví que pasó con la entrada anterior) puede leer cosas que no quiere leer y lo invita a retirarse.
Volviendo.
El lunes fue con todo. Laburaba por un día y el martes fue el día del Trabajador Municipal. Es lo único bueno que me dio este trabajo (FYI: que ya no aguanto más y que va a tener una entrada exclusiva dedicada a él).
En fin, le puse lo mejor a ese día caluroso. Me elogiaron por mi outfit en la calle unos muchachos, así que 100% positivo. Hasta que... vino el mismísimo Huracán (si, ya me retaron por eso. Es imposible que haya sido un huracán, pero como a la noche jugaba el globo, lo quise relacionar). Igual, 0-0.... ni hablemos de eso.
Tanta motivación por qué? Porque a la noche me iba para Quilmes. Si, una salame. Re emocionada. Pero bueno, dicen que hay que disfrutar del ahora. Y en esos momentos, este tipo de gestos me completan. En fin, volví a casa y comprobé lo que temía: sin luz. A pesar de la culpa de dejar a Malvina sola... partimos. Para encontrarnos con que allá tampoco había luz... Y TAMPOCO AGUA. Así que todos los planes se cambiaron. Pero no por eso, la dejamos de pasar bien. Lo distinto que es provincia de capital. ¡Empecé el martes escuchando pajaritos y viendo verde! Realmente, lo necesitaba. Y... volvió lo que temía: mi dolor de garganta. Igualmente, me relajé y la pasé muy bien, tuve mi guiada personal y, lo que más rescato: pude abrirme y contarle una situación que siempre me costó contar y que tantos problemas me está dando. Dudo mucho que después de eso, no me enganche... pero bueno, prefiero no pensar en lo que puede llegar a pasar, y disfrutar el HOY.
Así que ese es el panorama, y el por qué de que hoy esté enferma, con faringoamigdalitis y en la cama.
Pero por suerte, tengo algunas conclusiones por compartir.
1- Odio mi trabajo, en donde me RETARON por estar enferma y me obligaron a operarme.
2- Si lo sigo aguantando, es para mantenerme, y seguir teniendo la relación que voy logrando con mi mamá.
3- Tener una tarde libre es algo que hace tiempo no me pasaba, y pretendo seguir morseando.
4- Tengo que disfrutar el Aquí y Ahora, no acordarme del Allá y Entonces, y dejar de pensar en el Mañana.
5- Me encanta La pasé muy bien en el Gran Bs. As.
6- La ciudad no es para mi.
7- Mi meta: recibirme y buscar la posibilidad de vivir en otro lado.
8- El Sur pinta muy bien.
9- Vivir tan nerviosa y al límite me está haciendo muy mal. El cuerpo es fiel reflejo del estado de la mente, y me está pasando factura. Tengo que cuidarme más, y dejar de hacerme tanto problema por todo.
10- Mi meta más próxima: vivir el hoy, y bajar mil cambios.

Por suerte, tengo algunos angelitos que me ayudan en este camino. Y no pienso mirar para atrás.

Me espera un té con miel y la primera dosis de Optamox.
Hasta la próxima.

2 dic. 2013

Después de varios días de bajón, recordé que existe esta página que poca gente lee y que si lo hace, sabe con lo que se va a encontrar, y para dejar de recurrir al tan criticado (por mis amigos) twitter, donde dicen que pongo todo el tiempo cosas negativas, vengo por acá a volcar un poco de lo que me viene pasando.
Creo que igual, estamos todos con las revoluciones a flor de piel. Ya van varias amigas que me hablan para decirme "estoy deprimida".
No se si es que el calor nos hace sacarnos ropa, y así como por inercia también "capas" que nos recubren, y nos dejan más a carne viva. O capaz, el calor nos pone histéricas y vemos todo negro. O el fin de año nos hace replantearnos cosas. NO SÉ. La cuestión, es que yo por lo menos estoy más susceptible que nunca. Pero voy a ir por partes.
Voy a usar el recurso que hizo que me ganara un 9 en el ensayo de "ética y deontología profesional". Voy a ir desde lo más global, a lo más personal, dividiéndolo en "ramas".
Primero, dos aspectos: amistad y amor.
Con respecto a la amistad. Estoy re podrida.
No, en serio. ¿Qué le pasó a la gente este año? Muchas decepciones me llevé. Gente a la que le dí un montón, ahora se la pasa bardeandome por las redes sociales por motivos ajenos a su persona. Como si no tuvieran otra cosa personal por la cual preocuparse. Otros tantos desaparecieron, se borraron de una. Y sin motivo aparente. Creo que ya no tolero la excusa "me colgué". Dale. ¿20 años promedio y "te colgas"? Igual, todo se perdona mientras no lleve agresiones de por medio.
Por otro lado, me di cuenta que gente con la que jamás pensé que me iba a llevar, se volvieron grandes amistades.
Y ni hablar de los que me encuentro por la vida, y te regalan un abrazo.
Nunca fui una persona que se llevara con todo el mundo, y que quisiera el millón de amigos. De hecho, siempre "seleccioné" a la gente. Y bueno, tan mal no me fue. Conmigo siguen las personas que elegí. Y lo importante, es que nos seguimos eligiendo a pesar del tiempo y las distancias.
Pero quería darle un lugar aparte a esta reflexión, porque últimamente me estuve sintiendo sola. Y no es por no valorar a quienes si están. Que son pocos, pero verdaderos. Detesto darle el gusto a quienes se llenan la boca con pavadas, haciendo notar que me afecta. Pero realmente me indigna que gente a la cual le di tiempo y atención, hoy en día se la pasen agrediendo, SIN CONOCERME. Y remarco esto.

Soy quien soy, por lo que viví. Quien me conoce, lo puede entender. Quien no, reacciona así.

Vamos a otro tema. El amor.
Sigo sorprendiéndome de la cantidad de cosas que pasaron este año, y como cada una me hace prender la lamparita y darme cuenta de los aspectos que tocan en mí.
Primero y principal, me deshice (si, literal) de mi primer gran fantasma: mi primera relación amorosa. Qué chabón-karma. Era impensado. De hecho, mis amigas usan una frase: "Si Nati pudo olvidarse de Alejandro, cualquiera puede olvidarse de cualquiera". Es literal esto.
Y ahora lo pienso, y me digo... ¿tantos años iba a tener que esperar? Empecé la relación en el 2007!!!!!!!!!
Dicen que cuando el amor pega fuerte, no se olvida.... BAZINGA!
No sólo lo olvidé, sino que realmente me replanteo si fue amor. Creo que se tornó una obsesión desde el vamos.
Me dijeron que cuando uno formula frases como "para siempre" "sin vos, mi vida no tiene sentido" "sos mi vida" "parece que te conociera desde hace siglos" "nada nos va a separar", está enfermando el vínculo. Porque un vínculo que "no tiene límites" de tiempo, espacio, no sirve, es enfermizo. Y así fue.
En fin, se puede decir que ese capítulo está totalmente cerrado.
También terminé mi segunda "gran" relación. Y creo que a diferencia con la primera, no sentí nunca esa ceguera temporal que te da el conocer a alguien. Fue más real. Pero a su vez, gracias al cielo se terminó.
No es por desmerecer nada. Tuvo sus momentos buenos, y lógicamente sus malos. Pero ¿viste cuando hay algo que no va? Bueno, ese vínculo no iba. Ya cuando llegué al punto de decir "necesito estar con él" y a su vez, no encontraba motivos, me di cuenta que no iba más.
De hecho, llegué a sentirme mal a veces como excusa para sentir que lo necesitaba. Una locura. Porque sentía que sin él, no podía superar momentos en los que me sentía mal (físicamente, por ejemplo, fiebres, etc.). Pero creo que los auto-generaba. Sino, no se explica cómo después de separarme, sólo me dolió un poco la garganta el día de ayer.
En fin, otra vuelta de página. Aunque sea, de mi parte. Él seguirá buscando información, preguntándole a gente de la facultad qué novedades tienen de mí, interpretando cada frase que escribo como indicio de algo, y enroscándose. Por mí, que tenga una buena vida.
Llegando a una tercera página... digo... ¿qué me pasa?
Un casado, uno indescifrable, y uno que me gusta mucho, pero que la cagué.
Ese es mi panorama.
El primero piensa en todas las técnicas para evitarme (bloquearme, borrarme), sigue subiendo fotos con la novia, y desbloqueándome para decirme "qué linda estás en la foto del whatsapp". WHAT?!
El segundo sigue en la misma postura hace casi un año. Encubierto, sin que nadie lo sepa. Tiene la mezcla perfecta entre seriedad, y bardo. Aguante Huracán.
Y el tercero... mamita! Me aplaudieron, me dijeron "perdón amiga, pero tengo que decirtelo: lo hago mierda", hasta la hna de una de mis amigas se babea(?) con él. Y yo, que tanto jodí con que me cabía, ahora que """"lo tengo""""" no veo mejor opción que cagarla.
Siempre hago lo mismo. Cuando algo me mueve en serio, la arruino. Una vez me dijeron "por qué te cuesta tanto ser feliz". ¿La verdad? No sé. Pero estoy harta.

Como conclusión para este tópico voy a decir que: no sé querer, y soy un queso para las relaciones.

Bien! Resumí lo más que pude los temas anteriores. Y como estoy en el trabajo (tema aparte) y me explayé demasiado, voy a dejar los demás temas para la próxima. Total, esto es para mí.